<< VOLVER


Imprescindible en cualquier colección de Arte moderno
La mierda es un tema recurrente, no sólo en el Arte actual, sino en todos los ámbitos de nuestra sociedad, los programas basura, la comida basura, lo escatológico en el Arte, la violencia en televisión, etc.. Estas mismas imágenes que estoy creando ahora son productos de usar y tirar, sólo mirar, y quizá leer en 10 segundos ¡una victoria!, pero ¿qué estás buscando entonces aquí?, ¿tendrá sentido tu búsqueda entre esta basura?. La mierda no es sólo una dirección hacia la que caminamos, sino también una posibilidad de comunicación para quien no tiene nada más.
Enciendes la tele y ahí lo tienes, programas basura en todos los canales, te vas a comprar un libro y te encuentras los mismos temas insulsos con diferentes refritos en los top ventas del vacío de ideas. ¿Es que se han propuesto los medios matarnos de aburrimiento, o ahogarnos en mierda?. A la vista está que sí, es así, no podemos pedirle más a los medios mas que satisfagan nuestra creciente demanda de mierda, alimentada por otro lado con sus propuestas repletas de vacío absoluto, entre las que la mierda sobresale con brillo propio. La mierda para mí es un objeto artístico más pues evidencia esa tendencia que dirige al Arte hacia la carnalidad de la realidad, la putrefacción y lo escatológico. Explico esto en el apartado titulado “LA REALIDAD Y LAS REALIDADES POSIBLES“, que puedes encontrar en el libro “Conversaciones sobre descontextualización y autenticidad en la obra de Arte moderno” que puedes descargar gratis en www.noarte.net y en esta web.