<< VOLVER


CLÁUSULA DE PRIVACIDAD Y CONFIDENCIALIDAD
Nos han enseñado a proteger y defender la información valiosa con Copyright y cláusulas de privacidad como ésta cuando es dinero lo que hay por medio, pero no nos han enseñado a respetar la información valiosa de verdad, la de las ideas propias y ajenas, aquellas que están fuera del alcance del dinero, pero que viven dentro del corazón de las personas. Hemos perdido el interés en comprenderlas, por eso las devolvemos al remitente porque no nos interesan. Ya tenemos nuestras ideas propias que nos dan el dinero tan valioso, las otras simplemente nos sobran, ¿para qué escucharlas sino nos benefician?.
¿Es que no te has dado cuenta de que las ideas sólo se pueden discutir cuando las entiendes, las comprendes y debates?. Cuando arraigan en el corazón la mente se nubla y se convierten en perfectas a los ojos de uno mismo, te ciegas, dejas de escuchar y comprender otras razones que no sean las tuyas propias.