<< VOLVER


Sin título 2
Esta sociedad nos ha enseñado a aceptar sólo aquello de lo que podemos extraer algún beneficio concreto, sino posee ningún interés lo que nos tratan de comunicar simplemente lo ignoramos. Si el único interés es el puro conocimiento difícilmente es aceptado por nuestro sistema en el que todo debe tener un beneficio o responder a intereses.
La expectación que despierta lo nuevo es más una actitud personal, ese interés por lo desconocido es una cualidad que posee la propia persona, no es una opción que nos ofrezcan los medios de comunicación, que lejos de hacer esto, están diseñados para transmitir todo lo conocido y aceptado socialmente.