<< VOLVER


VIRUS ARTÍSTICO
No tengo especial interés en ver mis obras colgadas en la pared de ninguna galería, pero sé que tú si lo tienes por eso he creado estas obras de "acción" que no requieren ninguna acción más que imaginarlas. Imagina ahora que esta obra está pegada, como un pósit, en la pared de alguna galería o feria de Arte de tu agrado, seguramente para casi todo el mundo tenga más valor por el hecho de estar en ese lugar. Para mí el único sentido que tiene ver esta obra expuesta en ese lugar es porque está contextualizada, tendría un significado especial si estuviera en ese lugar, pero no necesito ponerla ahí, sino simplemente que imagines que está en esa pared colocada y la situación que ese acto provocaría.
Algo extraño estaría sucediendo en el Arte, o mejor dicho, con el NOARTE si te encontraras mis obras en una galería, eso significaría que probablemente se están convirtiendo en objetos comerciales o que alguien ha “pegado” a escondidas una de mis piezas en esa galería. Prefiero pensar en esta última opción, porque si viera cómo mis obras alcanzan éxito de público dejaría de hacerlas, pues ya no serían críticas con el Arte, sino objetos artísticos convencionales, en ese caso dejaría de tener sentido la crítica del mundo del Arte actual que expresan. El ámbito natural de todas mis obras es el virtual, internet, porque no es necesario que existan físicamente, sino simplemente que las imagines en determinado contexto para que tú recrees el contexto de forma virtual. He experimentado físicamente la realización de alguna de estas obras, como por ejemplo la pieza "No sé qué pintar para ganar este concurso" porque quería conocer la reacción de la entidad convocante del concurso, que por otra parte fue una reacción previsible. Cuando conocemos los intereses que condicionan la preferencia de unas obras sobre otras nos damos cuenta que estamos ante unos convencionalismos previsibles, en cambio estas obras NOARTÍSTICAS se mueven en el ámbito de lo inesperado, son interacciones con los medios en los que se expresan y provocan reacciones sorprendentes al chocar con los estereotipos aceptados en la comunicación convencional.